martes, 4 de junio de 2013

Una experiencia para el recuerdo

La plantilla del CB Horno Joaquín Beniel posa con sus regalos (Foto: A. Conrado)
El baloncesto, como cualquier deporte, es sinónimo de competición, pero también encierra otras muchas cosas. Al interés por ganar cada partido se le suma una necesidad: la de invertir cada segundo en divertirse y seguir aprendiendo cada día. Una de las fórmulas que combina perfectamente estos ingredientes está incluidas en iniciativas como la que se llevó a cabo, el pasado 18 de mayo, en el Pilar de la Horadada.

Joaquín recupera el balón
El Día del Benjamín -así se le llama- convirtió al Polideportivo Municipal de la localidad costera en el punto de encuentro de hasta 28 equipos pertenecientes a diferentes puntos de la geografía regional. Uno de ellos fue el CB Horno Joaquín Beniel, que acudió a la cita con la vitola de campeón del grupo Fonteta.

Para nuestros jugadores fue una experiencia inolvidable, no sólo en el ámbito deportivo sino también en el personal. El desplazamiento a territorio alicantino les sirvió para volver a vestirse de corto y vibrar jugando al deporte de la canasta. La ajustada victoria lograda contra Marme 2003 en el Pabellón Duques de Palma quedó en un segundo plano, porque el único objetivo era disfrutar sin las exigencias propias de la competición.

Miguel Alarcón lanza
La jornada, que arrancó a las nueve y media de la mañana, fue tan extensa como productiva para los miembros de la plantilla benielense, que, como siempre, contaron con el apoyo incondicional de sus familiares. Además de desenvolverse en un ambiente de baloncesto puro, tuvieron la ocasión de interactuar con niños y niñas de otros conjuntos mientras realizaban multitud de actividades deportivas.

Uno de los escenarios que también pudieron pisar fue la piscina climatizada, cuyo vaso pequeño fue habilitado para tan especial ocasión. Nuestros chavales lo pasaron en grande dentro del agua, donde nadaron sin descanso y realizaron multitud de juegos utilizando las porterías y los balones de plástico antes de reponer fuerzas con un merecido almuerzo.

Ángel anota un gol en el partido de fútbol
Pero por delante todavía quedaba una larga espera hasta llegar a la entrega de trofeos y, además de seguir viendo partidos de baloncesto, los jugadores del CB Horno Joaquín Beniel reservaron energía para dar unas patadas a un balón de fútbol. Incluso disputaron un partido amistoso contra el Infante que dejó diferentes gestos de calidad y de imágenes curiosas.

El broche a la jornada baloncestística se escenificó pasadas las dos de la tarde. En ese preciso instante, los 28 equipos participantes formaron en la pista antes de recibir los pertinentes regalos, de manos de la organización, por su participación en el Día del Benjamín. Una experiencia que siempre permanecerá en su retina.
El entrenador del equipo, Joaquín Hernández, también se animó a jugar al fútbol

No hay comentarios:

Publicar un comentario