miércoles, 9 de abril de 2014

El que la sigue la consigue (47-50)

La plantilla del Horno Joaquín Beniel celebra la victoria del sábado (Foto: A. Conrado)
El CB Horno Joaquín Beniel puso fin a la mala racha de resultados que le había acompañado en las últimas jornadas. Después de cuatro derrotas consecutivas, el conjunto dirigido por Joaquín Hernández se impuso a domicilio al UCAM Murcia (47-50) en un encuentro igualado en el que demostró su capacidad para crecerse en situaciones adversas.

Nuestros jugadores mantuvieron la concentración desde el salto inicial frente a un rival que salió a la cancha dispuesto a ponerle en serios apuros. La igualdad fue la tónica dominante durante la primera parte, que finalizó con una mínima ventaja del equipo local (22-19).

Joaquín lanza a canasta
El panorama cambió ligeramente en los dos siguientes cuartos, que sirvieron para que los visitantes tomaran la delantera gracias a un parcial de 11-21. Pero la mejoría no bastó para sentenciar y todo se decidió en el último cuarto. El UCAM intentó dar la vuelta al marcador pero no pudo con la seriedad y el saber estar del CB Horno Joaquín Beniel, que apretó los dientes en defensa y supo anotar en los momentos claves para asegurar el triunfo.

La victoria final (47-50) devolvió la sonrisa a un equipo al que sólo le queda un partido oficial, el que disputará frente al líder Comarth el fin de semana del 27 de abril. Este encuentro pondrá el broche a la temporada. 

LA FICHA DEL PARTIDO
Eduardo, Josema, Miguel González (7), Santiago (4) y Ángel -cinco inicial- Joaquín (17), Miguel Alarcón (20), José Vicente, Javi, Rodríguez y José Luis.

Parciales: 4-4, 8-9 (12-13), 10-6 (22-19), 4-8 (26-27), 7-13 (33-40) y 14-10 (47-50).

martes, 1 de abril de 2014

Una experiencia para el recuerdo en el Palacio

Nuestros jugadores posando en la grada del Palacio de los Deportes (Foto: A. Conrado)
Domingo 23 de marzo. El UCAM Murcia disputaba lo más parecido a una final coincidiendo con la visita del Tuenti Móvil Estudiantes, uno de sus rivales más directos en la lucha por la permanencia en la Liga ACB. En el Palacio de los Deportes se citaron casi 7.000 personas, y entre ellas unos aficionados realmente especiales.

Ocho de los jugadores del CB Horno Joaquín Beniel (Eduardo, José Luis, Miguel González, José Vicente, Ángel, Joaquín, Josema y Miguel Alarcón) fueron testigos directos de una victoria que sirvió al equipo de Marcelo Nicola para mantener viva la llama del fuego de la salvación.

Acompañados de sus familiares, nuestros chavales disfrutaron de lo lindo de una experiencia que nunca olvidarán. Desde los minutos previos al encuentro pusieron sus gargantas al servicio de un conjunto que necesitaba más que nunca el apoyo de sus seguidores. El comportamiento de estos jóvenes aficionados fue ejemplar y sus gritos de ánimo se pudieron escuchar a lo largo de 40 minutos de baloncesto eléctrico y, por momentos, espectacular.

Finalmente, el esfuerzo realizado mereció la pena. El UCAM Murcia se impuso con mucho sufrimiento (85-84) y dio una alegría a unos niños que tuvieron la oportunidad de ver en acción a algunos de los grandes jugadores de la máxima categoría del baloncesto español. La sonrisa se dibujó en cada uno de los rostros de todos ellos, que ya piensan en repetir experiencia antes de que finalice la temporada 2013-2014.

jueves, 27 de marzo de 2014

sábado, 22 de marzo de 2014

Mal comienzo, final 'casi' feliz (54-67)

Miguel González lucha por el balón en el partido contra el Infante (Foto: A. Conrado)
Un último cuarto espectacular, adornado con un parcial de 26-6, no fue suficiente para que el CB Horno Joaquín Beniel se reencontrara con la victoria frente al Infante. Lo que sí dejaron los ocho minutos finales es la puerta abierta al optimismo tras un encuentro en el que volvieron a mezclarse las luces y las sombras.

El marcador con el que arrancó el choque (4-18) no sólo supuso un mal inicio, sino que acabó resultando clave en el desenlace. La diferencia favorable al conjunto murciano fue una losa demasiado pesada, hasta el punto de que la mejoría en los dos siguientes cuartos (7-8 y 10-10) sólo sirvió para que la ventaja visitante se mantuviera intacta al llegar al descanso (21-36).

Javi, con el balón
La superioridad del Infante era evidente, pero la reacción de nuestros jugadores invitaba a soñar con la posibilidad de meterse en el partido. Lo que sucedió nada más arrancar la segunda parte fue todo lo contrario. Del sueño se pasó a la pesadilla porque el rival metió la directa aprovechando los errores ajenos.

Del 21-36 se pasó al 28-61 en tan sólo dieciséis minutos y otra vez tocó remar contacorriente. El orgullo de los jugadores dirigidos por Joaquín Hernández salió a relucir justo cuando peor pintaban las cosas y con 33 puntos de desventaja. El último cuarto se convirtió en una demostración de raza y de casta, pero también de acierto de cara al aro adversario.

Un parcial de 26-6 metió por momentos el miedo en el cuerpo al Infante, que vio cómo el CB Horno Joaquín defendía con uñas y dientes y anotaba con mucha facilidad. La reacción final no bastó para dar la vuelta al marcador pero sí para dejar claro que nuestro equipo nunca baja los brazos sean cuales sean las circunstancias.

LA FICHA DEL PARTIDO
José Vicente, Eduardo, Javi, Santiago (4) y Miguel Alarcón (20) -cinco inicial- Joaquín (7), Josema (9), Miguel González (10), Ángel (3), José Luis y Rodríguez.

Parciales: 4-18; 7-8 (11-26); 10-10 (21-36); 4-11 (25-47); 3-14 (28-61) y 26-6 (54-67).

jueves, 13 de marzo de 2014

Sin opciones en Molina (63-13)

Josema lucha por el rebote en el partido disputado en Molina (Foto: A. Conrado)
El CB Horno Joaquín Beniel sufrió su segunda derrota en menos de una semana contra el Centro Médico Virgen de la Guía de Molina de Segura. El resultado final (63-13) resume lo sucedido durante un encuentro que apenas tuvo historia y que fue dominado de principio a fin por el segundo clasificado de la categoría Minibasket.

Nuestro equipo no tuvo opciones frente a un conjunto que volvió a demostrar, como ya hizo en el encuentro disputado el pasado domingo, que es uno de los mejores de la Liga. Prueba de ello es que los locales impusieron su ley prácticamente desde el salto inicial, apoyándose en una fuerte presión defensiva y a su acierto en ataque.

El control de la situación se extendió a lo largo de todo el partido y el paso de los minutos se encargó de confirmar que la de ayer tampoco era la mejor tarde para nuestros jugadores, que pese a no tener el acierto necesario de cara al aro lucharon para intentar maquillar el marcador.

Por el horizonte ya se asoma el próximo choque liguero, que se jugará el próximo sábado, a las 12.00 horas, frente al Eroski Infante (tercero en la clasificación) en el pabellón municipal de deportes de Beniel.